¿Cuáles son las brechas existentes entre oferta y demanda de ocupaciones en el mercado del trabajo en la Región? ¿Cuáles serán las brechas en el futuro? ¿De qué manera esta información ayudará a dinamizar la economía regional post pandemia del coronavirus? Estas son parte de las interrogantes que responderá el Observatorio Laboral que esta semana comenzó a operar en la Región de O’Higgins tras la conformación de su consejo asesor a través de videoconferencia.

La instancia es un esfuerzo tripartito entre el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) de O´Higgins; la Universidad de O’Higgins (UOH) y la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), a través de su Organismo Técnico de Capacitación (OTIC).

El Observatorio Nacional forma parte del Sence, está conformado por una oficina central y una red de 17 observatorios regionales, entre ellos el de O’Higgins, que era una de las dos regiones que no contaba con esta instancia en el país.

“Hoy más que nunca es importante contar con este tipo de organismos. Estamos trabajando para mantener la economía local en funcionamiento y proteger las fuentes laborales. Pero para ello necesitamos de instancias como el Observatorio Laboral de O’Higgins, que nos pueda entregar datos concretos que faciliten la toma de decisiones”, indicó la intendenta de O’Higgins, Rebeca Cofré.

En la misma línea el Seremi del Trabajo y Previsión Social O’Higgins, Federico Iglesias Muñoz, “el observatorio laboral de O’Higgins será una herramienta importante para contar con un insumo relevante a la hora de definir políticas públicas en nuestra región, generar la instancia de alianzas estratégicas público – privadas con la Cámara Chilena de la Construcción es relevante para nuestros objetivos”.

Articulación del trabajo en conjunto

“La instalación del observatorio nos permitirá no sólo saber cuál es el estado del arte actual de los factores del mercado laboral de la región, sino que nos posibilitará contar con datos para proyectar mayor pertinencia de las decisiones, tanto de organismos privados como públicos. También nos permitirá dotar de mayor pertinencia al diseño de políticas públicas, precisión a las decisiones de inversión de los privados y la posibilidad de hacer investigación aplicada”, manifestó Eolo Díaz- Tendero, encargado del nuevo Observatorio Laboral de O’Higgins.

Por su parte, Gonzalo Aceituno, presidente de la CChC de Rancagua, entidad que financió el Observatorio Laboral de la Región, indicó que la conformación del directorio del Observatorio Laboral “marca el pie inicial de un trabajo que fuimos desarrollando hace meses atrás, esto ante las inquietudes planteadas por el Seremi del Trabajo, Federico Iglesias, sobre que -a nivel regional- no contábamos con una instancia de este tipo, por lo que desde el comienzo ofrecimos nuestro apoyo en pos de esta iniciativa”.

La importancia de la información

La Universidad de O’Higgins será la institución que dará respaldo técnico a los datos y la información que surja a través de la coordinación que realizarán los Investigadores Héctor Bahamonde del Instituto de Ciencias Sociales y Cristóbal Quiñinao, del Instituto de Ciencias de la Ingeniería.

“El objetivo es mejorar la empleabilidad de los trabajadores y productividad de nuestra región, por medio de proveer información que apoye la pertinencia de la formación, y el vínculo entre vacantes de empleo y buscadores de empleo. En el actual contexto económico, esta información resulta de vital importancia de cara a la reactivación de nuestro país, una vez que se supere la emergencia sanitaria producto del Covid-19”, explicó el director regional de Sence, José Toloza.

En el encuentro también participaron el presidente de la Cámara de Servicios y Turismo de Rancagua y el Director de Vinculación con el Medio de la Universidad de O’Higgins. A ellos se sumaron representantes de la CAT y la Confederación Obrera de Chile, trabajadores del sector agrícola y la Coordinadora Nacional de Contratistas del Cobre, Pro-Ohiggins, Elecmetal, UST, Seremi de Economía, Sercotec, Seremi de Educación, CORFO, Horticrece y la directora de Sernatur.

La alta asistencia es un reflejo del interés por participar de todos los estamentos de la región que tienen mucho que decir de empleabilidad y mejoras en las oportunidades, sobre todo en la actual crisis.